martes, 24 de marzo de 2015

Caspa setentera

Fotografía: Revista Fotogramas.
Vale, es una película y cosas más raras ya hemos visto, pero empezar empezamos mal, porque... Ya puedes tener tres carreras, cinco másters y ser campeón de halterofilia de tu pueblo, que si no sabes ni papa de alemán, ¿a qué demonios te vas a trabajar a Alemania? ¿Cómo vas a trabajar "de lo tuyo" si ni te enteras de qué te están diciendo? Yo es que no lo entiendo, y vale que es una peli y es para echar unas risas y nada como dos tontos en apuros para ello. Pero... La llamada "generación más preparada" ¿no sabe algo tan simple? Pues va a ser que no, es desesperante.

Y oiga, que lo mismo pasaría al revés: cualquier guiri que pretenda trabajar "de lo suyo" en España, o sabe español o se queda para limpiar los baños, que para eso no hace falta hablar. Y partiendo de tal premisa... ¿Quémestáscontando, beibi? ¿Que al final te vas a Alemania a encontrar novia (española)?

Aun así, la peliculilla podría estar graciosa, porque como tal se vende, como película graciosa, pero lo cierto es que da todo bastante pena. Desde el minuto cero ya sabes lo que va a pasar y hasta te sabes los chistes antes de que los cuenten. ¿Qué quieren que les diga? Me recuerda a las pelis de "Cine de barrio", solo falta que salga la niña Marisol cantando lo de "la vida es una tómbola, tom, tom, tómbola...".

Para rematar, Sacristán, tan habitual en las pelis de los años 70 (siempre tan denostadas por los críticos "intelectuales"), hace el papel de Antonio Ferrandis, exiliado gruñón y ya un tanto senil en esta película supuestamente crítica y graciosa, a la par que romántica, del siglo XXI. Pues vale, volvamos a lo que se critica pero funciona: la caspa setentera del españolito con la maleta atada con cuerdas y los tópicos topicazos casposos de toda la vida. Al fin y al cabo, no se trata de hacer una obra maestra, solo de ganar dinero, ¿no?

No dudo que tendrá éxito de taquilla pero, como se suele decir, si hay que ir se va pero ir pa ná... Si se pierden esta película, no teman. Es más, aprovecharán más su tiempo libre en una buena siesta reparadora que yendo y viniendo al cine para sonreír sin muchas ganas. Que es lo que pasa cuando te cuentan un chiste que ya has oído un montón de veces y que antes de que te lo cuenten ya sabes cómo acaba.

El reparto tiene ganchos bien definidos, y es lo único que puede hacer que se caiga en la tentación de ver esta obra. Pero pagar por ver una película de los años 70... No sé yo si la presencia de Javier Cámara y Carmen Machi es suficiente. Carmen Machi ya es, oficialmente, la "madre oficial" de toda la hornada de nuevos actores. Que es la suerte que tienen, porque de talento cinematográfico van todos esos veinteañeros muy justitos. Pero es lo que hay, es lo que vende, y si encuentra otro mejor, compre.

Ser actor o actriz de comedia requiere de un talento innato que no todo el mundo tiene, aunque le ponga ganas. Que es lo que le pasa a esta chica, ahora convertida en superfamosa, que se llana Blanca Suárez, de la que yo, personalmente, no tengo más referencia que la de que ha sido novia de aquel chico que imitaba a Bardem y del cantante de El canto del loco. No la conozco de nada más y, visto lo visto, que no es guapa ni fea, ni buena ni mala, ni alta ni baja y no se le entiende la mitad de lo que dice, todo ello unido a un talento nulo para la comedia, pues no entiendo nada. Nada de nada. Pero no importa, es la actriz de moda, hace bien en aprovechar el tirón.

Si ustedes van a ver la película, pues no esperen gran cosa; es más, siendo absolutamente sincera, es tirar el dinero. Voy a hacer el esfuerzo de ser positiva y no decir la verdad verdadera, que es un mal truño de película. Es como un episodio de comedia televisiva pero más largo, y si bien no se hace pesada, es totalmente prescindible. Tiene sus chistecitos, tiene sus cameos, tiene a Sacristán (vestido de cazador extremeño, ese matiz no lo pillo, pero da igual, qué más da), y tiene su historia sentimentaloide al uso que, la verdad, ni te la crees ni te importa, porque hay tanta química entre los supuestos enamorados como entre una patata y una piedra.

Espero que las palomitas que se coman durante la peli estén buenas, porque van a ser lo mejor de ir a ver "esto". Porque lo que funciona en la tele no lo hace en el cine. El humor es una cosa muy seria y no solo encadenar chistes, ruego a los responsables del cine español, al que todos queremos apoyar y aplaudir, que lo tengan en cuenta. Por favor, no nos hagan perder el tiempo .Y el dinero.

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!